Recomendaciones del EPRE para hacer un uso eficiente de energía eléctrica

Se acercan los meses más fríos del año y, con ellos, también el consumo de electricidad aumenta. Hoy, los hogares consumen aproximadamente más del 40% de la energía que se produce en el país, la cual se utiliza en esta época del año, principalmente para climatización, calentar agua corriente, cocción de alimentos, iluminación y uso de electrodomésticos. Con sencillas acciones, y evitando consumos innecesarios, se puede reducir los costos en el hogar y hacer un uso eficiente de la energía eléctrica.
Si uno adopta estas sencillas acciones, las que no implican resignar confort, se podría reducir según la forma de consumo de cada usuario entre un 10 a un 20% aproximadamente de los consumos de energía eléctrica en un  hogar.
· Mantener el calor de la vivienda, evitando corrientes de aire por puertas y ventanas, para reducir el uso de la estufa o cualquier otro medio de calefacción.

· Verificar que las puertas y ventanas queden siempre bien cerradas y que no presenten filtraciones.
· Al utilizar el aire acondicionado para calefaccionar, graduarlo en 19/20 grados, en modo automático.
· Evitar dejar encendidos los artefactos eléctricos de calefacción si no hay personas en los ambientes; del mismo modo, no dejar innecesariamente encendidas luces y/o aparatos electrónicos innecesariamente.
· Apague su TV, DVD, equipo de audio, computadora o video juego cuando nadie los utiliza. Recuerde que los aparatos en modo de espera (stand by power) consumen energía.
· Los transformadores conectados a la red eléctrica consumen energía, aunque no se estén usando. El cargador del teléfono móvil, por ejemplo, que se deja conectado al tomacorriente consume energía. También los dispositivos que funcionan conectados a un transformador –como la impresora, el fax, el módem o los parlantes de la PC– siempre consumen aunque no estén en uso.
· Cuide su seguridad eléctrica. No conecte varios artefactos de calefacción eléctrica sobre un mismo tomacorriente, así evitará falsos contactos o daños en dichas instalaciones.
Hay que tener en cuenta que los artefactos eléctricos que generan calor son grandes consumidores de energía eléctrica. En esta época del año los más utilizados son las estufas de cuarzo, los caloventores y aires acondicionados.